Livia, la primera emperatriz de Roma





Livia Drusilla nació en Roma, el 30 de enero del año 58 a.C. Su padre era Claudio Pulcro, pero la adoptó Livio Druso. Con tan solo 15 años se casó con Tiberio Claudio Nerón, un senador de bajo rango. Cuando estaba embarazada de su segundo hijo, Livia comenzó una relación adúltera con el gran enemigo de su esposo: Octavio, y futuro Augusto. Octavio se separó de su mujer Escribonia cuando ésta dio a luz a su hija Julia, y se casó con Livia poco después de que naciera su segundo hijo Druso. Cuando Tiberio Claudio Nerón murió, Octavio se nombró tutor legal de sus hijos.
Primera dama ejemplar
En el año 35 a.C, Octavia( hermana de Octavio) y Livia fueron nombradas tribunicae sanctissimae, es decir, santas en vida. Este honor , tan sólo fue dispensado a estas dos mujeres en toda la historia de Roma. Con ellos se pretendía proteger a Octavia y contraponer las virtudes de Livia frente a las de Cleopatra. Este título convirtió a Livia en una de las mujeres más ricas del Imperio y la libraron de cualquier tutela masculina.
El poder en la sombra
Livia se convirtió en la auténtica alter ego del emperador.Con él discutía asuntos del Estado, sobre todo de la política interior del Imperio.
Livia además llevaba los hilos de la política familiar de dinastías; a ella se le atribuyen algunas ejecuciones para
dejar como sucesor a su hijo Tiberio. Tras la muerte del esposo de Julia, la hija de Augusto, Livia sugirió que su hijo ocupara su puesto, pero el matrimonio no funcionó.
El encubrimiento de Tiberio
Tiberio se instaló en Rodas arto de aguantar las infidelidades de Julia. Pero cuando los nietos de Augusto murieron en extrañas condiciones(probablemente asesinados por ordenes de Livia) se decidió que Tiberio volviera a Roma y fue nombrado emperador. A su vez, Livia adoptada como hija por su propio marido Augusto debería ser tratada como emperatriz. También fue nombrada primera sacerdotisa del dios Augusto.
La emperatriz divinizada
La emperatriz murió en el año 29 d.C a los 86 años. Su hijo Tiberio a quien ya ni veía cumplió sus mandas testamentarias pero no la nombró divinidad como ésta quería.No sería hasta los principados de Calígula y Claudio cuando se cumpliría su deseo de ser venerada como diosa
Bibliografía:la informácion ha sido extraída de la revista "Historia National Geografic".
Para más información sobre Livia consulten estas webs:

0 Response to "Livia, la primera emperatriz de Roma"

Publicar un comentario en la entrada

comenta! ;)